El trabajo que hay detrás de un congreso y que no siempre se ve y que muchas veces no se aprecia lo que se debería

El trabajo que hay detrás de un congreso y que no siempre se ve y que muchas veces no se aprecia lo que se debería.

Miguel Alberdi, intérprete y director de Abalingua  y Lluís Ros, nuestro jefe técnico, nos explican un poco sobre el trabajo que realizan y que no siempre es visible.

LLUIS ROS (Jefe técnico en Abalingua Global Solutions)

 

La verdad es que nuestro trabajo, aunque no sea especialmente visible durante el evento en sí, es de suma importancia. Que el evento se desarrolle fluidamente y sin contratiempos desde el punto de vista técnico recae solamente sobre nuestros hombros. Aparte del transporte de cabinas, receptores, micrófonos…, descarga y entrada a la sala, montaje, selección del lugar más adecuado para instalar las cabinas, pruebas técnicas previas al arranque del evento, durante la realización del mismo hemos de estar atentos a cualquier problema técnico que pueda ocurrir para poder solucionarlo lo antes posible sin que afecte al desarrollo del congreso. Aquí es donde la experiencia que tenga un técnico en el sector es vital, ya que a más tiempo llevas montando eventos, más problemas has solucionado y más sabes mantener la sangre fría a la hora de encontrar y solucionar el punto donde ha aparecido el problema. Nos veréis siempre al lado de las cabinas de interpretación, vistiendo polos negros con el logo de Abalingua y controlando que todo vaya bien. Si estáis usando los receptores de interpretación y os encontráis con cualquier problema, somos las personas a las que podéis acudir.

 

MIGUEL ALBERDI (Intérprete y Fundador de Abalingua Global Solutions)

 

Los intérpretes hacemos posible la realización de congresos internacionales o de eventos donde los asistentes no hablan el mismo idioma que alguno de los ponentes. Sin nuestra ayuda, sería sumamente difícil que los asistentes entendieran las ideas que los ponentes intentan transmitir. La principal función del intérprete es captar la idea que expresa el ponente y transformarla en unidades de sentido de forma inmediata. La inmediatez es un factor determinante en nuestro trabajo, el intérprete debe tener muy desarrollada la habilidad de poder reaccionar rápidamente. Para ser intérprete, no hay que tener solo un profundo conocimiento del idioma y de la cultura que se traduce, sino que es básico un dominio de la técnica de interpretación. El camino clásico para llegar a ser intérprete es estudiar como mínimo un máster en interpretación, pero hay multitud de intérpretes muy válidos que han llegado a serlo por otros procedimientos. Lo ideal es que la preparación para cada uno de los congresos empiece como mínimo una semana antes del congreso, para preparar bien la terminología específica de cada disciplina.


06/10/2016 Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
© 2019 Abalingua
Back to top