Carcterísticas de un buen intérprete

En Abalingua somos especialistas en la combinación de equipos e intérpretes, contando en la actualidad con los mejores equipos que hay actualmente en el mercado y también con los mejores intérpretes. En los más de 25 años que llevamos en el mercado, hemos creado una cartera de intérpretes en los que confiamos plenamente. Somos plenamente conscientes de que cada servicio es un mundo, y que las necesidades específicas de cada interpretación merecen ser estudiadas para poder enviar al intérprete adecuado para cada situación. Sin duda, nuestros intérpretes son los mejores disponibles en el mercado, todos ellos reuniendo las siguientes características:

Características de un buen intérprete.

No cualquier persona puede ejercer de intérprete. No basta con saber un idioma, y este es uno de los errores más comunes cuando se elige a la persona que realizará la interpretación en muchas empresas. Se tira del “que lo haga X que habla inglés muy bien”. Y el problema se lo encuentra “X” cuando una vez ya empezado el evento se da cuenta de que, a pesar de hablar el idioma, no cuenta con las capacidades necesarias para realizar la interpretación. Y ya es demasiado tarde para intentar buscar una solución, afectando gravemente a la imagen que puede proyectar la empresa que ha decidido no buscar los servicios de un profesional, dando una imagen muy poco seria y profesional.

Los intérpretes no hablan bien un idioma, sino que lo dominan totalmente. Han de estar capacitados para interpretar cualquier temática, por lo que por lo general deben contar con una educación que abarque multitud de temáticas. También es crucial que el intérprete cuente con los materiales que se vayan a usar durante el evento (presentaciones, los apuntes del ponente o cualquier material que pueda ayudar al intérprete a prepararse para el servicio. Para cualquiera de nuestros intérpretes, el tiempo de preparación es como mínimo el doble del tiempo que dure el servicio. Al tener que preparar tantas materias distintas, los intérpretes acaban teniendo una cultura general muy amplia, y esta es una de las características que distinguen a muchos intérpretes.

Así pues, los intérpretes deben hablar o ser bilingües en dos o más idiomas. No solo han de hablar perfectamente el idioma, sino que han de tener un profundo conocimiento de todo lo que rodee a ese idioma (historia, cultura, teatro, cine, política, sociedad, etc…), ya que en ocasiones los ponentes usan expresiones o hacen referencia a hechos que si no se tiene este conocimiento resultan imposibles de interpretar. Imaginemos que una persona que no tuviera un profundo conocimiento de la cultura, historia, etc española tuviera que traducir sin conocer el verdadero significado de expresiones tales como “ponerse las botas, salvarse por los pelos, estar en el quinto pino, hacer la pelota, montar un pollo…”. Ahí es donde se puede ver realmente que los intérpretes tienen un profundo conocimiento del idioma, cuando pueden interpretar expresiones que son intraducibles palabra por palabra.

Tener una gran capacidad de retentiva es otra de las características básicas con las que debe contar cualquier intérprete que se precie. En cada tipo de interpretación se debe contar con diferentes tipos de retentiva. En la simultánea o Chuchotage, es básico poder recordar lo que ha dicho el ponente unos segundos antes al mismo tiempo que se interpreta. En el caso de la interpretación consecutiva, el intérprete debe recordar lo que ha dicho el ponente, no ya hace unos segundos, sino normalmente unos minutos (hasta 10). Para ello, se suelen ayudar de un blog de notas que el intérprete usa para anotar conceptos que después debe descifrar y enlazar para transmitir un discurso coherente.

Los intérpretes realmente profesionales deben estar libres de prejuicios y dispuestos a realizar la interpretación de cualquier tema, aunque choque frontalmente con sus convicciones personales.

Sin duda alguna, el trabajo de intérprete se ejerce en situaciones que suelen conllevar una carga de estrés importante. Suelen ser situaciones en las que hay muchas personas escuchando lo que dice el intérprete, que se encuentra bajo presión para no cometer errores. Así que un buen intérprete debe tener capacidad para controlar los nervios. Se ha de poder adaptar a la velocidad a la que hable el ponente. Hay ocasiones en las que el ponente habla extremadamente rápido, y el intérprete ha de ser capaz de adaptarse a ellos sin perder los nervios. También debe ser capaz de hablar en público (no es fácil hablar cuando se es consciente de que hay centenares o incluso miles de personas escuchándote) o incluso de hablar en frente de una audiencia ya que si se trata de interpretación consecutiva en un congreso, el intérprete se encuentra en el escenario con los ponentes y le toca dirigirse al público para interpretar. En la interpretación simultánea, el intérprete se encuentra dentro de una cabina insonorizada, con lo que se evita tener que luchar contra el miedo escénico.

A un buen intérprete le ha de gustar viajar y pasar temporadas fuera de casa. A cause de que se requieren los servicios de intérpretes en cualquier lugar del mundo, los intérpretes han de estar dispuestos a viajar frecuentemente, ya sea a poblaciones en su país o a otros países o incluso continentes. Digamos que los intérpretes pasan muchas horas en aeropuertos, aviones y hoteles.

Para terminar, un punto crucial es la formación del intérprete. No solo hablar perfectamente uno o varios idiomas nos capacita para ejercer de intérpretes. Hace falta haber pasado por un proceso de formación (normalmente un máster universitario en interpretación) en el que se aprenden y practican hasta la saciedad las técnicas necesarias para ofrecer un buen servicio de interpretación.

En Abalingua llevamos ya más de 25 años ofreciendo intérpretes, 42 idiomas con multitud de combinaciones lingüísticas y temáticas. En estos 25 años hemos amasado una impresionante cartera de intérpretes en la que figuran personas que cuentan con todas las características que hemos mencionado en este artículo. Cualquier duda que puedas tener sobre los intérpretes, la interpretación o sobre cualquier otra cosa relacionada con el mundo de la interpretación, o para pedirnos un presupuesto sin compromiso y que te podamos mostrar cómo trabajamos no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el 93 475 02 65 o vía email a: clients@abalingua.com


23/06/2017 Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
© 2019 Abalingua
Back to top